viernes, 21 de diciembre de 2007

Trevelin, Argentina; Coyhaique, Chile, 2005. Libro “La Colonización del oeste de la Patagonia central”

Tapa de la segunda edición de “La Colonización...” La ruta entre las localidad de Chubut de Trevelin y Río Pico.

Una vista del paisaje que nos llevaron a conocer, cerca de Coyhaique. Bailando al terminar un asado junto al lago Elizalde, antes de regresar a Argentina.

El 15 de octubre del 2005 presenté el libro “La Colonización...” en el VI Congreso de Historia Social y Política de la Patagonia Argentino-Chilena, realizado en Trevelin, Chubut. Al evento lo organizan el Ministerio de Educación y Secretaría de Cultura de la Provincia del Chubut, Municipio de Trevelin, Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. Viajamos con el antropólogo Hugo Pérez Ruiz y al regreso aprovechamos a conocer los hermosos parajes de Corcovado y Río Pico. El camino entre ambas localidades estaba tan destruido por deshielos recientes, que debíamos detenernos a tapar zanjones con piedras, para poder cruzar.
Transcurrieron dos años entre que el libro “La colonización…” fue terminado y se imprimió. La primera edición fue editada por concurso por el Fondo Editorial del Gobierno del Chubut. Fue seleccionado ente casi cuarenta libros. Una reimpresión de la primera y las dos ediciones siguientes corrieron por mi cuenta. Hoy en día se lo utiliza en colegios de la región, figura en bibliografía y se lo utiliza como bibliografía en seminarios de doctorado en universidades, como la de La Pampa.
Al mes siguiente presenté el libro en el II Seminario “Un Encuentro con nuestra historia”, realizado en la ciudad chilena de Coyhaique. Viajamos con la Mg. Brígida Baeza. Como la vez anterior, las presentaciones y el recibimiento resultaron sumamente gratos. El último día nos llevaron a conocer el hermoso lago Elizalde, que se despliega entre montañas imponentes cubiertas de bosques, y unos parajes cercanos de una belleza deslumbrante. La lluvia torrencial, que nos empapó, no nos impidió disfrutar del paisaje. Culminamos la jornada con un asado que comimos en un quincho en la costa del lago. Antes de retirarnos, a Brígida Baeza y a mí, nos nombraron Socios Honorarios de la Sociedad de Historia y Geografía de Aisén. Nos arriesgamos a regresar por una ruta que desconocíamos, que se tiende por bosques, bordea unos lagos y desemboca en el paso El Triana. Al cruzar el límite internacional nos despedimos de los bosques.

Comiendo en el quincho junto al lago (se observa a José Mansilla y Danka Ivanoff), en una confitería de Coyhaique y una vista del lago Elizalde.